Un fenómeno de la naturaleza

sal de manantial ancestral

En una zona del pirineo, se forma desde hace millones de años una sal especial. Natural, pura, de gran calidad. Y nuestro reto fue construir una marca que la impulsara más allá del segmento premium o eco, para llegar al gran consumo. Conectamos con el deseo del consumidor de mejorar su calidad de vida, proponiendo un producto indispensable en su alimentación diaria, más saludable, natural, artesanal y de la máxima calidad. Una marca real construida desde el compromiso, la pureza, la excelencia y la universalidad.

Ancestral

Naming

Para la creación del nombre nos basamos en el concepto de la sal como un bien universal de origen muy antiguo. Un manantial de hace 200 millones de años, que nos evoca a tiempos remotos, lejanos. Nuestras salinas, una tradición que ha pasado de generación en generación y que seguimos trabajando como lo hacían nuestros antepasados. Una elaboración artesanal, que respeta la manera tradicional de obtener la sal de forma auténtica y natural. Como siempre se ha hecho y se hará.

Un símbolo con una historia que contar

un sello ancestral

Ancestral es una marca con mucho que contar que merecía la creación de un símbolo capaz de narrar la historia de cómo la naturaleza hace posible el proceso mediante la unión de sus cuatro elementos: sol, agua, viento y tierra.

En cuanto al logotipo, nos inspiramos en el trabajo manual que también hay detrás del proceso de elaboración del producto. Así, el wordmark imita las tipografías creadas mediante cincel, en tiempos donde se escribía sobre la propia roca, antes de la existencia del papel.

El resultado, una marca capaz de vivir en un imaginario de gran consumo, destacando sobre él y proyectando su carácter premium y natural, sin anclarse a ninguno de ellos.

Máxima calidad y diferenciación en lineal

La marca de sal premium para todos

Para el desarrollo del packaging creamos una gama donde se ven reflejados los elementos de la naturaleza en diferentes texturas, con un diseño limpio y directo en el que destaca la calidad del producto, pero también rompedor, proyectando su diferencia hacia el consumidor y despuntando en el lineal. Cada referencia cuenta con una textura distinta que ayuda a potenciar también la diferencia de cada una: sal tradicional, en flor, con pimienta, una sal líquida innovadora y una sal pura en escamas. Un packaging como su contenido: de calidad extrema.

Un universo evocador y experiencial

Una marca emocional, con un nombre y una identidad sofisticada y natural, que al mismo tiempo pone en valor todos sus beneficios como el origen, la tradición, la pureza, la salud, el sabor… para todo el mundo. Porque todos deberían contar con algo tan bueno en sus casas y en sus platos.

¿Interesado?

Contacta con nuestro área de Consultoría

Nosotros te llamamos