Conociendo a Clara López, Consultora de Baud

08.09.2020

Entrevistas con miembros de Baud

Entrevistada: Clara López, Consultora.
Fecha de la entrevista: 7 septiembre 2020.

En el marco de entrevistas a los miembros de nuestro equipo, hoy conocemos un poco mejor a Clara, Consultora de Estrategia. Analítica, creativa y comprometida, Clara lleva 10 años trabajando para numerosos clientes en distintas agencias y consultoras de renombre. Divulgadora y ponente a través de entidades como IPMARK, Centro Universitario Villanueva, Universidad Rey Juan Carlos, Aebrand o Google Campus. Es Licenciada en Publicidad por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Creación y Gestión de Empresas Innovadoras por la Universidad de Valencia.

¿Por qué has escogido el Branding como profesión?

No lo escogí, lo descubrí. De pequeñita veía los Festivales de Publicidad con mi hermano, enamorándome de anuncios como el de Mercedes, de un feto que sueña con tener uno y al hacerse mayor se convierte en pato y se lamenta de no conseguirlo, y aprendiéndome el de “mire, es que yo soy atún cualquiera y me gustaría ser Calvo”, que aún me sé. En la Publicidad veía el arte al servicio de la estrategia y eso me llamaba mucho la atención.

Ya en el mundo profesional, experimenté un par de años con ella, pero quería profundizar más en el negocio, y entonces descubrí el Branding. Esta disciplina se interpreta (o malinterpreta) de muchas maneras, pero verdaderamente tiene un poder enorme. Es el balance justo entre el análisis concienzudo de una consultora de negocios, y la creatividad y el conocimiento de las emociones de un publicista, artista, filósofo, psicólogo, sociólogo y antropólogo. Y para los grandes retos y oportunidades que atañen a los seres humanos o las empresas (que no dejan de ser grupos de seres humanos tratando de relacionarse con otros grupos de seres humanos), creo que pocas cosas pueden funcionar mejor.

¿Qué es lo mejor de tu trabajo?

La diversidad de clientes y proyectos, y el impacto en cada uno de ellos, y por tanto en la sociedad.

¿Y lo peor?

Las prisas, las horas, los dramas…

¿Cuál es el proyecto o la marca en el que has estado involucrada y de la que estás más orgullosa? ¿Por qué?

De Baud tengo especial cariño a Antartik, creo que es un proyecto con gran potencial y ojalá lo sigamos llevando al lugar que merece.

¿Para qué marca/s te gustaría trabajar? ¿Por qué?

Puestos a pedir, Ryanair, Blablacar, Decathlon, PADI, Mercadona, Inditex, Ecoalf, IKEA, Google, Amazon, Disney, Netflix, Spotify, Pepephone… Son marcas que han hecho mucho por mí como consumidora, y me encantaría devolvérselo como profesional.

¿Qué te aporta trabajar en Baud?

La creatividad. En otras consultoras encuentro esa faceta dormida y es fundamental para hallar las mejores soluciones.

Un equipo unido de grandes profesionales y la diversidad de clientes y proyectos también son factores que me aportan.

¿Para ti, cuáles son las mejores cualidades que debería tener un profesional de tu área?

Diría que no dejar de compartir y aprender de cualquier persona y situación, aportar y admirar el trabajo ajeno, construir entre compañeros y clientes, comprometerse con los proyectos, trabajar la diferencia…

¿Cómo ves el futuro de tu profesión de aquí a unos años? ¿Qué cambios crees que pueden surgir?

Creo que quien hoy vaticine un futuro y acierte no tiene visión, tiene suerte. El entorno es tan cambiante que debemos trabajar con escenarios y capacidad de adaptación constante.

¿Qué consejo le darías a alguien que se esté iniciando en tu profesión?

Darlo todo, aportar la energía y frescura que tiene una persona que empieza, respetar y aprender de los mejores compañeros, pensar antes de actuar, encontrar motivaciones constantes…

En pocas palabras…

  • Un referente: mil. Desde mi abuelo hasta Picasso, cada cual por sus motivos.
  • Una manía confesable: fui Scout durante 15 años y relacionado con ello o no, siempre llevo una brújula encima.
  • Un libro que recomendarías: si ha de ser uno, El Quijote sin ninguna duda. Después te vas cruzando con pequeñas joyas como De la sabiduría egoísta de Francis Bacon, Cómo leer el agua de Tristan Gooley, Hacedor de estrellas de Olaf Stapledon o La chica no olvida de Irene X, por nombrar algunas.
  • Tu música ideal para trabajar: depende, si trabajo para un balneario me pongo música de relax y si trabajo para una marca de moda juvenil, a Rosalía. Si es viernes antes de comer, reguetón del malo a todo volumen para tratar de contagiar la sabrosura a los compañeros e irnos de cañas. No suelo triunfar con ese estilo de música, pero sí solemos irnos de cañas, al menos antes del covid, y es de lo que más echo de menos.
  • Una frase que sea tu mantra: una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Sirve para todo en la vida.
  • Un plan para desconectar: moverme, de cualquier manera, surfeando, bailando o pintando un óleo.
  • Algo sorprendente de ti: comencé una startup dentro del mundo de las mascotas en 2016 junto con otros colaboradores, Valúa. Sin ser mi ocupación principal, me llena y enseña continuamente.