Entrevista a Álvaro Cambra y Albert Nasarre, Cyrclo

27.04.2020

Entrevistas con clientes y amigos de Baud

Cliente: Cyrclo.
Entrevistado: Álvaro Cambra y Albert Nasarre, socios fundadores.
Entrevistadora: Andrea Montes, miembro del equipo de Baud.
Fecha de la entrevista: 20 abril 2020.

Foto_Alvaro_Albert_2

Imagen: de izquierda a derecha, Albert Nasarre y Álvaro Cambra, socios fundadores de Cyrclo.
_

Aún recordamos cuando este proyecto llegó a Baud. Entonces, era una gran idea que comenzaba a dar sus primeros pasos para convertirse en realidad. Hoy, Cyrclo es un restaurante cuya propuesta gastronómica saludable y mediterránea no solo está conquistando paladares, sino que, gracias a sus esfuerzos, está logrando hacerse un hueco en la mente y el corazón de muchos consumidores.

Entrevistamos a Álvaro Cambra y Albert Nasarre, dos de los socios fundadores de Cyrclo que nos descubren cómo han sabido reinventarse a sí mismos y su restaurante para afrontar con optimismo y espíritu de lucha esta crisis sanitaria tan dañina para el sector de la restauración.

Tan sólo dos meses después de su apertura, Cyrclo se ha redefinido para volcarse en hacer llegar menús saludables a los sanitarios que tanto están dando a todos nosotros en estos días. Desde Baud, nos enorgullece y nos ilusiona vivir, en primera persona, historias de crecimiento personal y profesional como esta.

Entrevistadora: ¿Cómo os ha afectado a nivel personal y profesional el coronavirus?

Álvaro Cambra: Creamos Cyrclo hace apenas 3 meses y solo llevábamos abiertos 2 meses cuando la pandemia nos obligó a cerrar. Aceptarlo y enfrentarlo fue, en un primer momento, un proceso duro. Emprender siempre conlleva riesgos y, un contexto tan negativo como este, lo ha hecho más complicado aún. Sin embargo, Albert y yo somos personas ambiciosas y luchadoras y juntos hemos podido afrontarlo de una forma mucho más optimista.

Albert Nasarre: A nivel personal, nosotros no estamos viviendo el confinamiento porque nuestro día a día continúa en el restaurante. De hecho, diría que esta situación nos ha activado y nos está permitiendo pensar más rápido. El contexto nos ha propuesto un desafío aún más retador para nosotros.

“Tenemos implantado un modelo de restauración organizada que nos permite establecer procesos que aseguran una muy buena calidad”.

E: ¿Cómo reaccionó Cyrclo frente al coronavirus?

AC: Nuestra primera reacción, como la de todo el mundo, fue un poco caótica. No teníamos claro qué podíamos hacer, hasta dónde podíamos llegar, qué impacto iba a tener para nosotros o cuáles serían las consecuencias. Llevábamos solo una semana con los servicios de entrega a domicilio y no sabíamos si íbamos a ser capaces de continuar con ellos. Tras esos primeros instantes, tomamos las riendas y fuimos dando los pasos necesarios para salir adelante. Éramos conscientes de que no podíamos mantener a nuestra plantilla así que teníamos que luchar y reinventarnos para ponernos al frente de todos los procesos, cocinando nosotros mismos y siendo nosotros, en primera persona, los que iban a estar a estar al pie del cañón.

AN: Quizá lo más duro de esos momentos iniciales fue la incertidumbre que sentíamos respecto a nuestro equipo. Era una situación complicada para todos y nuestra intención fue la de ser lo más transparentes posible con todos ellos, tranquilizándoles y estando a su lado.

Cyrclo_1

Imagen: cocinas de Cyrclo.
_

E: ¿Cómo se ha transformado Cyrlo para afrontar la pandemia?

AN: Rafa, el tercer socio de Cyrclo, se interesó por la iniciativa Food For Heros. Contactamos con ellos y nos unimos, pero en este movimiento, los restaurantes asumen los costes para alimentar al personal sanitario y, en nuestro caso, no era viable. Por ello, nos sentamos junto a María Pascual, amiga nuestra, junto a otras empresas de cátering de Barcelona y junto a la asociación Ajudant Ajudar para plantear un crowdfunding que nos permitiera seguir ayudando. Desde entonces, no hemos parado de cocinar para llevar nuestra propuesta de restauración saludable a los sanitarios.

“Nuestra supervivencia como compañía a largo plazo pasa por seguir manteniendo vivos nuestros valores”.

E: ¿Cómo os atrevisteis a haceros cargo de la cocina sin tener experiencia en ello?

AC y AN: Desde nuestros inicios, en Cyrclo está implantado un modelo de restauración organizada que nos permite establecer procesos que aseguran una muy buena calidad en el producto y en el resultado final. Gracias a ello, hemos podido entrar en las cocinas siendo capaces de mantener nuestros estándares de calidad y nuestras recetas intactas.

E: ¿Qué respuesta habéis recibido desde entonces?

AC: La situación está siendo muy complicada y la respuesta generalizada está siendo muy positiva. Es algo que no estábamos obligados a hacer y estamos recibiendo mucho cariño y agradecimiento. En ningún momento tuvimos dudas, ahora es momento de ayudar en la medida que sea posible.

Cyrclo_5

Imagen: sanitarios recibiendo menús de Cyrclo.
_

E: ¿En qué medida los valores de Cyrclo han influido para afrontar la transformación de este modo tan optimista y luchador?

AC y AN: Nuestros valores de marca son el reflejo de lo que somos nosotros y de cómo pensamos. Somos inconformistas, optimistas, innovadores y, todo eso, se refleja en cómo estamos viviendo toda esta situación. Son nuestros valores y nuestra forma de ser lo que nos ha impulsado a ser más reactivos y a atrevernos. De hecho, nuestra supervivencia como compañía a largo plazo pasa por seguir manteniendo vivos esos valores y no perder de vista hacia dónde queremos ir.

E: ¿Creéis que los consumidores van a tener en cuenta la implicación de las marcas durante esta pandemia en sus posteriores hábitos de consumo?

AC: Desde mi punto de vista, gracias a esta crisis las personas se sienten hoy más socialmente responsables. Se ha producido un cambio de mentalidad. En estos momentos duros, somos más conscientes que nunca de nuestra responsabilidad con los demás y eso también se espera de las marcas. Si una marca se compromete activamente con los que más lo necesitan, los consumidores van a sentirse más receptivos y conectados con ella.

AN: La normalidad van a ser las marcas responsables que se comprometan y actúen para ayudar a la sociedad y al planeta. Esa producción masiva y sin conciencia está cada vez peor vista a nivel social. Por ello, las empresas tienen que estar cerca de las personas para servirlas en los momentos que lo necesiten. La RSC va a salir muy reforzada como un pilar imprescindible en todas las compañías.

“Hemos salido reforzados como personas y, en consecuencia, como marca”.

E: ¿Qué iniciativas os han inspirado y os han llamado más la atención de las que han surgido en este contexto?

AC y AN: En general, nos inspiran mucho todas esas iniciativas que están llevando a cabo pequeñas empresas que se atreven y que dan todo lo que tienen para ayudar a los demás, desde la iniciativa Food For Heros impulsada por Grosso Napoletano hasta la de una empresa de cátering de Barcelona que regala menús para el personal sanitario a través de su E-commerce. Cualquier gesto es importante.

E: ¿Cómo creéis que será la vida post coronavirus?, ¿En qué van a cambiar las cosas?

AN: Probablemente, a corto plazo, nuestra vida sí que cambiará bastante. Nuestra cultura es muy cercana y seguro que nuestras relaciones se verán afectadas. Quizá nos volvamos más distantes, no con nuestro entorno más cercano, pero sí que tendremos más cuidado con otras prácticas sociales. Creo que, a medio plazo, impactará también en las empresas ya que esta situación ha demostrado que el modelo Home Office es posible y que, además, es una forma de reducir costes fijos. Las oficinas deberán redefinirse para permitir esa flexibilidad en la localización del personal y, en muchos casos, los espacios deberán reducirse porque no será necesaria la presencia de la plantilla al completo.

AC: Seguro que, al principio, hay mucho miedo y dejaremos de hacer cosas que hacíamos normalmente, pero a largo plazo, volveremos. La sociedad latina necesita salir, estar con los demás, abrazar a familiares y amigos, así que poco a poco retomaremos nuestras vidas al completo.

“Estamos cambiando de mentalidad de forma constante, planteando nuevas ideas y su viabilidad”.

E: ¿Cómo compararías el pre-post coronavirus en Cyrclo?

AC y AN: Hemos salido reforzados como personas y, en consecuencia, como marca. Hemos sido capaces de luchar con sólo 2 meses de vida y unos recursos muy limitados. Nos da mucha esperanza y nos llena de optimismo ver cómo siendo sólo dos hemos sido capaces de hacer tanto. Además, nos ha abierto los ojos sobre el impacto que podemos tener y hasta dónde podemos llegar si somos capaces de luchar.

Estamos seguros de que nuestros clientes nos valoran más y, además, estamos llegando y conectando con más gente.

“La digitalización de nuestro sector va a ser un requisito imprescindible para continuar en el mercado”.

E: ¿Qué estáis haciendo hoy para prepararos para la situación post coronavirus?

AC: Estamos cambiando de mentalidad de forma constante, planteando nuevas ideas y su viabilidad. Queremos potenciar nuestro propio E-commerce y el servicio de recogida porque sabemos que la importancia del local va a ser secundaria. También estamos tratando de encontrar nuevos públicos objetivo y queremos introducir nuestros servicios para empresas y empleados.

E: ¿Algún comentario más?

AN: Sí, es importante reflexionar también a cerca del sector de la restauración y de la revolución digital que está sufriendo debido al contexto actual. Debemos ser muy conscientes de que el restaurante tradicional o cambia o se muere y tenemos que ser muy rápidos a la hora de integrar las nuevas tecnologías para ser capaces de seguir siendo relevantes y sobrevivir. Los clientes, durante un tiempo, no van a venir a nuestros restaurantes y, por eso, tenemos que ser capaces de llegar a ellos de otras maneras. La digitalización de nuestro sector va a ser un requisito imprescindible para continuar en el mercado.

_
Imágenes cedidas por Cyrclo.