BAUD

La lista de la compra en 5 tendencias

Por Andrea Montes, miembro del equipo de Baud.

Una lista garabateada con tus productos favoritos, una cesta de la compra medio llena y una decisión de consumo tras otra, infinitas, instantáneas, casi automáticas. Todas ellas, cargadas de respuestas a inquietudes aún sin expresar. Nos adentramos en un laberinto de pasillos, caminando entre lineales repletos de formas, colores y mensajes que reclaman nuestra atención con el objetivo de ser la opción elegida. 

La compra. O, lo que es lo mismo, esa rutina tan común y cotidiana que, en realidad, esconde un complejo mecanismo orquestado para ser lo que cada consumidor espera, mucho antes, incluso, de que él mismo lo sepa. 

A través de los años, la industria de la Alimentación y las Bebidas ha sabido trazar con éxito su propio camino agregándole valor funcional y emocional a la resolución de necesidades básicas. Un sector movido por el crecimiento económico que ha prosperado al abrigo de la innovación y la diversificación constante. Sin embargo, el progreso social y, en última instancia, la crítica situación actual han traído consigo la transformación de nuestro estilo de vida y, por tanto, de muchos de nuestros hábitos de consumo. Hoy, somos consumidores más conscientes, más exigentes, más demandantes y más influyentes y, esperamos nuevas respuestas que aúnen empatía, funcionalidad e inteligencia. 

Para cualquier marca de Alimentación y Bebidas resulta esencial, por tanto, abrir bien los ojos y mejor aún los oídos para entender al consumidor de hoy y descubrir así cuáles son esas pequeñas motivaciones que generan en él un movimiento y no otro. Sólo así, serán capaces de crear valor tangible, aportar soluciones reales y simplificar momentos vitales. 

Innovación en tiempo real

El tsunami que ha arrasado la normalidad en la que vivíamos hace sólo unos meses se ha llevado también por delante nuestras antiguas prioridades. El consumo de productos de Alimentación y Bebidas en el hogar ha crecido exponencialmente y demanda hoy nuevas soluciones que generen una experiencia diferencial. Es más, el consumidor actual se muestra más receptivo que nunca a la prueba de nuevos productos, incluso en categorías commodity, porque todos ellos presentan ahora un rol protagonista en su día a día. 

La innovación en marcas, productos o formatos debe estar basada en la escucha activa para ser capaces de adelantar necesidades aún dormidas, pero, además, debe estar acompañada de un gran músculo interno que responda con agilidad y eficiencia operativa al mercado a través de nuevos y mejorados productos en tiempo real. 

La nueva digitalización

Afirmar que nuestra realidad diaria se ha digitalizado no es nada nuevo, pero entender que la experiencia digital tal y como la conocíamos no es válida a largo plazo, sí que lo es. Aunque el supermercado tradicional no va a desaparecer, el crecimiento de las ventas de productos de Alimentación y Bebidas en plataformas online plantea un nuevo paradigma para marcas y consumidores. 

El gran desafío emerge en la creación de una experiencia digital que integre y evoque elementos clave de la compra física de productos de Alimentación y Bebidas como pueden ser la sensorialidad, el asesoramiento experto o el flujo idóneo del customer journey. Además, resulta imprescindible solucionar los principales pain points que continúan siendo las grandes barreras de entrada al comercio digital, como la velocidad, la fiabilidad o los tiempos de entrega. 

Así mismo, se observa cómo el rol de la tienda física puede evolucionar hacia un expositor de productos cuyo objetivo es la conveniencia y la información dejando la transacción comercial y la fidelización para el canal online. Cada vez será más importante la convivencia entre el espacio físico y el espacio online a través de las sinergias y la omnicanalidad. 

La lealtad está en la marca

En momentos de incertidumbre, el ser humano se resguarda en lo conocido. Debido a la complicada situación sanitaria y económica que estamos viviendo, el consumidor tipo se ve obligado a reducir el coste de su cesta de la compra. Sin embargo, los datos confirman que no está dispuesto a sacrificar con ello el valor o la calidad de los productos que consume. 

El consumidor de hoy se centra en lo esencial de un producto, evitando aquellos aspectos o mejoras innecesarias que incrementen su precio, pero priorizando la marca y su garantía de calidad. La lealtad de los consumidores se enfoca en las grandes marcas que generan esa sensación de confianza y familiaridad no sólo en términos de producto sino también en relación con el origen y el proceso de producción. Además, incluso las marcas de la distribución comienzan a profesionalizar sus discursos y productos para resultar competitivas y relevantes frente a las grandes marcas. 

Alimentar el planeta

Hablar de sostenibilidad hoy no es una elección, es ya una obligación. Concretamente, la industria de Alimentación y Bebidas es una de las más señaladas en términos de desperdicio y uso excesivo de materiales nocivos para el medio ambiente. 

El consumidor, activista comprometido, está demandando una revisión profunda de los procesos para favorecer una transición hacia un modelo de comercio respetuoso con los recursos y sostenible para el planeta. Una evolución que no sólo requiere del esfuerzo personal del consumidor y las políticas gubernamentales, sino también y muy especialmente de las organizaciones, sus procesos y productos.

Etiquetas limpias y transparentes, productos al desnudo, envases reutilizables y un propósito real en el centro del negocio se configuran como los motores de una transformación más que necesaria. 

La salud por encima de todo

La salud es el epicentro de nuestras conversaciones hoy y esto se refleja de forma directa en las expectativas que los consumidores trasladan a los productos de Alimentación y Bebidas que consumen. 

La búsqueda de productos que reduzcan nuestra vulnerabilidad y que trabajen en beneficio de nuestro sistema inmunológico e, incluso, nuestra estabilidad emocional es uno de los drivers de compra más recurrentes en la actualidad. 

Tanto es así que las compañías deben estar preparadas para ser esa referencia experta en la que confiar. La salud y la seguridad van de la mano para informar, concienciar y educar a las personas a cuidar de su propio bienestar a través de los productos que consume. 

Recogemos estas cinco tendencias específicas para la industria de la Alimentación y las Bebidas que abren un espectro ilimitado de oportunidades de negocio, de conexión y de relevancia para todas las marcas que sepan integrarlas.

_

Fuentes: Consumer Products Industry Outlook, 2020, Deloitte; The Customer Experience Imperative, 2020, McKinsey & Company; Reimagining Consumer Goods Innovation, 2020, McKinsey & Company; 10 Trends Post COVID-19, 2020, Opinno; The New Rules of the Future of the Planet, 2020, Fast Company; Global Consumer Insights Survey, 2020, PwC; Innova Market Insights for 2021, Innova; Expertise Baud 2020.

Imagen de Joshua Rawson-Harris.