BAUD

Marqués de Murrieta

Una experiencia digital que evoca prestigio, tradición e innovación

  • Brand Definition
  • Commerce
  • Research

PLANTEAMIENTO

El mercado del vino, tanto a nivel nacional como internacional, continúa experimentando un crecimiento paulatino, sostenido y optimista. No son pocas las compañías que tienden hacia la industrialización de sus procesos en busca de mayores volúmenes y beneficios. En este contexto, aún existen marcas como Marqués de Murrieta que continúan luchando por mantener la autenticidad y el alma de este sector para hacerlo llegar a más y más personas.  

RETO

Hoy, el gran desafío de Marqués de Murrieta es el de trasladar esa búsqueda constante por la más alta calidad, por el respeto absoluto a la uva y por el cuidado más puro a la tierra mediante una experiencia digital capaz de conectar con nuevas audiencias sin dejar de proyectar el espíritu emblemático y familiar de la marca.

SOLUCIÓN

La experiencia digital se ha conceptualizado para mantener vivo el prestigio, la excelencia y la innovación de Marqués de Murrieta, sus bodegas y sus vinos a lo largo de toda la navegación. Un enfoque más personal y sensorial que permite a la marca expresarse y saborearse con toda libertad llegando así a conectar emocionalmente con sus públicos, también, en el entorno online. 

Dignificar el significado de una copa de vino

Marqués de Murrieta nació en 1852 y, a nuestro lado, comenzó un proceso de rediseño integral de su experiencia digital para seguir siendo relevante cada día. Realizamos varias sesiones de consultoría digital a través de las cuales pudimos sumergirnos en el histórico de la compañía y sus objetivos de negocio, marca y digitalización. Teniendo como objetivos prioritarios una mayor captación y la conexión con un público más joven, analizamos su performance digital y pautamos el nuevo consumidor tipo de la marca en este entorno. 

Tras todo ello, planteamos un nuevo acercamiento estratégico que dotaba de contenido propio a la marca para poder contar la historia que se esconde detrás de esta gran bodega. Así mismo, teniendo en cuenta los aprendizajes obtenidos en el trabajo de co-creación, se construyó un nuevo mapa web que optimizaba toda la experiencia simplificándola y dándole a cada apartado el valor que merece.

Un espacio que respira elegancia, honestidad y saber hacer

Se diseñó una experiencia optimizada en términos de UX y UI bajo la máxima de crear una navegación sencilla, intuitiva y envolvente. Se tuvo especial cuidado en la presentación de cada vino mediante una estructura funcional, visual y verbal que les otorgase ese carácter atemporal y exclusivo. 

El contenido también se adaptó a las exigencias verbales de una marca con tanta trayectoria, reconocimiento y prestigio. Así, hemos sumado nuevos significados a la historia de Marqués de Murrieta mensaje a mensaje. 

Una mirada propia al mundo del vino

El cuidado al detalle en el que se basa la filosofía de Marqués de Murrieta debía trasladarse también al entorno digital a través de un estilo gráfico nuevo, más identitario y evocador. 

Para ello, creamos un universo visual completo que abarcaba desde la paleta cromática hasta las tipografías corporativas o el estilo fotográfico. Era imprescindible proyectar la tradición y excelencia que caracterizan a la marca, pero siendo capaces de impulsarla también hacia un territorio de innovación y vanguardia desde el que conectar mejor con nuevos targets. Una personalidad madura, prestigiosa y contemporánea que acerca el lujo del mundo del vino a todos los paladares a través de su experiencia digital.