Osborne

Raíces españolas que van más allá de nuestras fronteras.

  • Brand Definition
  • Commerce
  • Consulting

ORIGEN

Osborne, una de las marcas más icónicas y reconocidas de España, tiene la necesidad de impulsar la compañía hacia nuevos horizontes que le permitan ser más competitiva a nivel de negocio sin perder la cercanía con sus nuevas audiencias. Baud ha trabajado a su lado para acompañarle en esta transformación de su compañía a través de la marca y las personas.

RETO

Descubrir algo muy valioso, darle forma y compartirlo.

En 1772 nació, de una idea valiente y visionaria, una compañía que aún hoy es un símbolo de autenticidad, tradición y origen. Desde sus inicios, Osborne se ha esforzado por potenciar con maestría la calidad original de todo lo que ofrece a las personas.

ESTRATEGIA

A través de la definición de su propósito corporativo, Osborne pone de manifiesto su compromiso con su sector, con la calidad y, sobre todo, con las personas, a lo largo del tiempo: “existimos para que las personas disfruten y compartan experiencias auténticas a través de nuestras marcas”.

El profundo trabajo realizado comenzó con una fase de investigación vital para la identificación no sólo de la esencia de la marca Osborne y la visión interna del negocio sino también para la extracción de los insights y tendencias más relevantes que contribuirían al impulso de la organización y su conexión con sus nuevas audiencias. Gracias a este entendimiento total de la realidad de la marca Osborne y su rol en el contexto global, se ha optimizado su estrategia y discurso sin perder sus raíces más auténticas.

Legado y Futuro

Osborne lleva 250 años buscando la excelencia, generación tras generación, a través de todas sus marcas y productos. Todo ello se resume en una idea central sobre la que se ha evolucionado la marca al completo y que, además, pone en valor tanto su larga trayectoria como su visión: legado y futuro.

El incalculable valor de lo auténtico.

El trabajo estratégico desarrollado para Osborne se ha tangibilizado a través de un rediseño integral de su identidad visual. Desde la modernización del logotipo corporativo hasta la creación de un universo visual más amplio y alineado con la nueva estrategia de marca y el portfolio de productos al completo.

Los recursos gráficos empleados, las tipografías corporativas, los diferentes estilos fotográficos pautados, la gráfica secundaria diferencial y memorable y la nueva paleta cromática proyectan la dimensión de Osborne como un gran grupo verdaderamente relevante y auténtico, ayer, hoy y mañana.

Universo verbal

Otro de los elementos esenciales en la actualización de la marca Osborne ha sido la definición y el pautado de su identidad verbal. A través del planteamiento de recursos lingüísticos propios se ha dado forma al discurso y al estilo verbal que la compañía debe emplear en sus acciones de comunicación internas y externas para proyectar, de forma óptima, su personalidad buscando ese equilibrio entre su legado y sus aspiraciones de futuro a través de cada mensaje.

Thomas Osborne Mann

Se han recuperado cartas escritas por el propio Thomas Osborne Mann y se han integrado en la marca no perder sus raíces más auténticas. Una marca que habla de su historia, de su saber hacer y de un legado que solo se adquiere con años y años de experiencia.

Para construir el layout corporativo se ha creado un sistema flexible por capas que permite generar multitud de composiciones bajo una misma estructura.

Este sistema declinable facilita que la marca pueda expresarse de forma corporativa y, también, a través de sus productos. Además, se ha trabajado un sistema de firma corporativa para la comunicación propia de cada producto y así reforzar la vinculación entre Osborne y sus submarcas. En definitiva, un sistema moderno y flexible que responde a un portfolio de productos cada vez más amplio.

Toda la identidad se ha trasladado el entorno digital a través de una nueva página web, enfocada ahora como un e-commerce. Una página web más experiencial y aspiracional en la que la marca se potencia al comunicar toda su historia y, al mismo tiempo, sus diferentes productos.

La marca Osborne se adapta al entorno digital proyectando su dimensión y aspiraciones de futuro sin olvidar su gran legado.

Una copa de pasión, cultura y tradición.

A través de todo el trabajo realizado, Osborne es hoy una marca más experiencial que pone en valor la historia y el legado de la marca al tiempo que mira hacia su futuro para adaptarse a los nuevos tiempos conectando con sus nuevos consumidores y también con la sociedad.

Una marca familiar, prestigiosa y auténtica que, a través de su expresión estratégica, verbal y visual, se muestra más diferencial que nunca en todos sus puntos de contacto.